7 de febrero de 2017

Pan de espelta

    Tenía harina de espelta y quería hacer un pan ligeramente aromático para hacer tostas y untarlas con aceite de oliva. Decidí añadir un poco de orégano al pan y fue el punto justo, sin duda haré este pan más veces.


   Las cantidades que he usado son:
    - 265 gr de harina de espelta
    - 65 gr de harina de fuerza
    - 200 ml de agua templada
    - 7 gr de levadura fresca
    - una cucharadita de sal
    - orégano (opcional)


    Desmenuzamos la levadura en 50 ml de agua para que se disuelva.
    En un cuenco mezclamos las harinas y la sal y le añadimos el agua para que se mojen bien todos los ingredientes cuando ya están todos mezclados añadimos el agua con la levadura y amasamos bien hasta que la masa quede elástica.










    Formamos una bola y la ponemos en un bol aceitado, tapamos y dejamos reposar entre 45-60 minutos en un sitio templado y sin corrientes.


    Pasado este tiempo  volvemos a amasar un poco y le añadimos el orégano (o lo que queramos).


     Damos al pan la forma que nos guste; redondo, de barra, yo como lo quería para hacer tostas lo hice un poco rectangular.
    Le hacemos unos cortes y echamos un poco de harina por la superficie del pan.
    Lo dejamos reposar unos 30-45 minutos tapado en una zona cálida.










    Metemos el pan en el horno caliente a 200ºC y ponemos en la zona inferior del horno un recipiente con agua y un paño para que suelte vapor. Horneamos el pan unos 34-45 minutos.
    Cuando lo sacamos lo dejamos enfriar en una rejilla.


    Este pan aguanta perfectamente un par de días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por vuestros comentarios, aportan mucho al blog y los agradezco con ilusión y ganas de mejorar. Saludos :-)